La Pregunta Previa al Diseño de Estaciones de Bombeo: ¿Es Realmente Necesaria La Estación de Bombeo?

La-Pregunta-Previa-al-Diseno-de-Estaciones-de-Bombeo

La Pregunta Previa al Diseño de Estaciones de Bombeo: ¿Es Realmente Necesaria La Estación de Bombeo?

La-Pregunta-Previa-al-Diseno-de-Estaciones-de-Bombeo

Está claro que el Diseño de Estaciones de Bombeo representa una tarea de cierta complejidad, en virtud de las diferentes disciplinas involucradas y entre las que destacan:

  • Ingeniería Civil: Se requerirá el desarrollo de levantamientos topográficos, estudios geotécnicos, hidráulicos, y cálculos estructurales.
  • Ingeniería Mecánica: selección (y diseño) de Bombas y motores, instalaciones mecánicas (válvulas, grúas, etc.), Sistemas de ventilación.
  • Ingeniería Eléctrica: Diseño del Centro de control de motores, sistemas de fuerza, etc.
  • Arquitectura: La adecuación arquitectónica y paisajística de la edificación destinada a albergar a la estación de bombeo es uno de los factores que no deben ser despreciados en el diseño.

Todas estas disciplinas actuarán en conjunto a fin de lograr la solución óptima desde el punto de vista técnico-económico pero, antes de que éstas entren en juego, dados los recursos involucrados, es necesario que se haya realizado la fase de planificación general del sistema en el que se piensa utilizar a la Estación de Bombeo como solución final.

BannerBOMBAS-042016

Es así que la pregunta a responder, una vez aparezca la opción del bombeo, deberá ser:

¿Es Realmente Requerida la Estación de Bombeo?

Previo a cualquier consideración que se pueda realizar para el Diseño de Estaciones de Bombeo, es importante que se haya establecido con certeza si de hecho la estación propuesta es necesaria, es decir: si no hay otras alternativas técnicas que pudieran sustituirla.

Lo planteado acá surge del hecho cierto que las Estaciones de Bombeo son instalaciones de cierta complejidad, que podrían se costosas de construir pero que en todo caso requieren de una inversión importante para poder operarlas y mantenerlas durante su vida útil, dada la dependencia de motores eléctricos o de combustión, eventualmente.

De esta forma es recomendable que en la fase de estudio de alternativas (planes maestros), se tome como última opción el empleo de Estaciones de Bombeo, para lo cual es importante tomar en cuenta alternativas como:

  • Ampliación de estaciones de bombeo existentes, desde las cuales, con el cambio de algunos equipos o de impulsores en el mejor de los casos, se pueda absorber la necesidad de construir una nueva estación de bombeo. Aquí se está aprovechando la posibilidad que tienen la mayoría de los equipos de Bombeo: la modificación de su componente principal, el impulsor, para que el Equipo (y con él, la Estación de Bombeo) opere a niveles de carga y caudal diferentes a los originales.
  • En el caso de Estaciones de Bombeo para aguas servidas o de lluvia, las cuales son requeridas normalmente para evitar la colocación de los colectores a grandes profundidades, es posible considerar la instalación de los referidos colectores empleando técnicas de micro túnel, en la cual se elimina la necesidad de colocar las tuberías mediante la excavación de zanjas, permitiendo así su instalación a profundidades que en otros casos serían prohibitivas.
  • En zonas rurales, o en zonas donde el área atendida por la Estación de Bombeo de aguas servidas es reducida, se puede plantear como alternativa la disposición de las aguas mediante infiltración en el subsuelo (sépticos y sumideros), siempre y cuando las condiciones lo permitan.
  • Plantear alternativas operativas en sistemas de distribución de agua potable existentes, a fin de lograr llenar estanques cuando la demanda es reducida y, con el agua almacenada, suplir o complementar la necesidad del uso de la Estación de Bombeo.

Opciones como las esbozadas anteriormente deben ser comparadas con la alternativa de emplear una Estación de Bombeo, no sólo desde el punto de vista técnico sino desde el punto de vista económico, y en este sentido no sólo en lo relativo a los costos de construcción, sino en lo que respecta a los costos de operación y mantenimiento de cada alternativa. Para ésto es conveniente realizar estudios de costos a valor presente que permitan establecer cuál es la solución que se traduce en un menor costo total.

Deja un Comentario

Las cookies de este sitio se usan para personalizar los anuncios y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de publicidad y de análisis web. Detalles

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar